Estar en un grupo de Whatsapp puede ser agotador, pero mucho más cuando se trata de intercambiar mensajes con padres de un colegio, por eso el colegio Beth de Palermo difundió reglas de comportamiento.

Todo empezó con el "grupo de las mamis", algo que se volvió caótico por la cantidad de peleas, críticas hacia los docentes, chimentos, discusiones y mensajes que no llevan a ningún lado.

El manual es claro y contundente y empieza con las consignas: "Información sí, chismes no", "pensá dos veces antes de escribir" y "no exageres con los emoticones". Esto se viralizó, se tomó como ejemplo en otros colegios y alcanzó a unas 288 mil personas y se compartió 3 mil veces en el Facebook de la escuela. 

La directora del colegio, Alejandra Mizrahi, contó que el decálogo se comparte en un grupo de Whatsapp "cuando uno se empieza a ir por las ramas o a decir cosas que no corresponden".

Otro pedido consiste en que los padres no critiquen a los docentes en el grupo de Whatsapp. "La gente se descarga en estos espacios. Eso no es constructivo. A nosotros nos gusta que se vengan a quejar y que traigan los problemas. Si se quejan en el espacio virtual, no podemos encontrar soluciones", reprochó la directora del colegio.

El decálogo también pide responsabilidad por el contenido que circula en Whatsapp. Mizrahi contó que los alumnos del colegio primero tuvieron una oferta de "contenido sexual", lo aceptaron y empezaron a circular fotos de los alumnos en las redes sociales.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios