Dicen que la tecnología te acerca a las personas que están lejos. Mediante la mensajería instantánea podés estar conectado con alguien a distancia y sentirla cerca. Hasta podes enviarle a la otra persona diferentes emojis para que vea la cara que ponés, e incluso mandarle saludos o abrazos. Pero parece que para Emma Yann Zhang, el ícono del beso no es suficiente, por eso creó Kissenger, el primer sistema móvil para transmitir las sensaciones que genera un beso mediante un accesorio de hardware que se conecta a un Smartphone.

Su objetivo es permitir el envío de besos mientras hacemos videoconferencia con otra persona. Solo tenemos que aproximar los labios a la base existente en la parte frontal y comenzar a besar, ya que la otra persona sentirá los movimientos en la misma base del dispositivo. El labio artificial cuenta con sensores de fuerza de alta precisión, y los actuadores lineales en miniatura replican esos movimientos en el dispositivo de la persona que se besa.

Su creadora ya lo presentó en la conferencia Love and Sex with Robots y dijo que también pretenden registrar estadísticas sobre la presión arterial y la frecuencia cardíaca para verificar si el beso está siendo suficientemente real. Además, Emma expresó: “Kissenger puede ser utilizado por parejas a distancia, familias e incluso como recurso de marketing. Las celebridades o ídolos pop podrían enviar besos a sus fans de todo el mundo".

Por ahora la aplicación está en etapa de prueba, pero planean lanzar una versión de la aplicación para teléfonos iPhone. El precio girará en torno a los tres mil pesos.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios