La mayoría de los secuestros ocurridos en los últimos meses fueron "exprés", es decir, de corta duración. ¿Cómo operan generalmente? Buscan víctimas adultas, prácticamente en todos los casos los mantienen cautivos en un auto, duran como máximo cuatro horas y la mayoría de las capturas se producen de noche. 

Según la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese), son tres o más delincuentes los encargados de raptar y llevar adelante la negociación con la familia. En general las víctimas son interceptadas cuando circulan o descienden de un vehículo de gama alta o media. 

Esta modalidad está en notable crecimiento en Argentina, durante marzo se registraron 27 secuestros extorsivos, en febrero se notificaron 24 casos y en enero hubo 25. Por lo tanto, son 76 casos en tres meses. 

En ese contexto, el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, expresó: "El tema de los secuestros exprés es algo que nos tiene preocupados". En relación a cómo actúan los oficiales en este tipo de situaciones explicó que tratan de no intervenir de manera directa para evitar cualquier consecuencia en la víctima. 

"El tema de la seguridad no es solamente de la policía, la justicia es una pata importante en este proceso. Al delincuente que decide delinquir se lo detiene, se lo somete a la justicia, es condenado o liberado, y esa persona, frente al mandato de la constitución que dice que el condenado tiene que ser refornado dentro de las cárceles, no lo logra. El delincuente vuelve a delinquir, es cíclico. Nosotros hacemos prevención, investigamos, detenemos y se lo somete a la justicia, y eventualmente se lo condena o se lo libera, y de vuelta aparece en la vía pública robando. En algunos casos hay puerta giratoria", aseguró Roncaglia. 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios