Jorge Luis Miguel, de 35 años, pertenece a la comunidad gitana, es un comerciante de autos usados y habría estado involucrado con una banda que robaba casas en Pinamar bajo la modalidad de escruche (entrar a robar cuando sus ocupantes no están).

El modus operandi de esta banda consistía en alquilar casas grandes en las zonas más ricas de Pinamar, para no parecer culpables y conseguir información sobre las viviendas vecinas. Cuando sabían que los vecinos dejaban el lugar, ellos entraban. Por este delito quedaron detenidas e imputadas cuatro personas: dos mujeres y dos hombres. 

Ver nota: Gitanos provocaron choque, pelea, discusiones y exhibieron armas

Además, aparentemente a lo largo de su vida tuvo varios problemas con la justicia. 

En 1999 fue detenido en una unidad para menores del Sistema Penitenciario Federal por "robo en poblado y en banda", al año siguiente volvió a cometer delitos y quedó registrado en un nuevo expediente en el Juzgado N°27.

En 2012 se resistió a la autoridad y el caso fue tomado por el Juzgado Correcional N°12.

A pesar de que a simple vista pareciera que lleva una vida de lujos, el gitano cobraría un plan de beneficios del ANSES

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios