En un contexto social donde los casos de abuso y represión por parte de las fuerzas están siendo moneda corriente, gracias a la "luz verde" que reciben por parte del gobierno, ayer a la mañana cuatro policías de la Ciudad llegaron armados al Colegio Mariano Acosta y se instalaron en el ingreso del lugar, donde se estaba realizando una clase pública. 

Por esa razón, los alumnos denunciaron un nuevo hecho de intimidación y los efectivos se excusaron con un supuesto aviso sobre una protesta, por la cual tenían órdenes de evitar el corte de la calle. 

Ver notaDocentes universitarios dan clases públicas en Plaza de Mayo como protesta

Según los testimonios, los oficiales no llegaron a entrar al interior del colegio durante las primeras horas, pero a la tarde uno de ellos ingresó mostrando su arma y dijo que "venía para impedir que haya una marcha". Cuando la rectora volvió a repetirle que no se iba a hacer ninguna manifestación, el oficial se retiró, pero antes lanzó algunos comentarios amenazantes a los docentes y alumnos presentes. 

 

 

Ver tambiénEl Gobierno ordenó reprimir a los docentes que instalaban una "escuela itinerante"

"Cuando llegué a la puerta del colegio, me encontré con cuatro policías en la entrada. Les pregunté qué pasaba y me dijeron que estaban ahí para impedir un corte de calle. Entonces les dije que la clase pública sería dentro del colegio y me pidieron entonces que cierre la puerta del colegio", expresó una de las docentes del colegio, quien no quiso dar a conocer su identidad por miedo. 

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios