Uno de los principales temores de los funcionarios de Cambiemos, y sobre todo de Mauricio Macri en sus visitas al interior, es el de los escraches recurrentes. Ya le tocó vivir varios de ellos: en Mar del Plata, Córdoba, y por ejemplo en la “primera” inauguración del Metrobus La Matanza en el mes de mayo.

Ver relacionadaMacri en plena campaña: “reinauguró” parte del Metrobus La Matanza

En este contexto, desde el ministerio de Seguridad de la Nación se comenzó a doblegar el esfuerzo para cada acto en donde se cuente con la presencia de funcionarios nacionales, de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y por supuesto de Mauricio Macri.

En la jornada de hoy, al re inaugurarse un nuevo tramo del Metrobus La Matanza, más de mil agentes entre la Bonaerense y Gendarmería fueron desplegados en la zona.

Si bien se “habla” de la protección de la integridad y seguridad del presidente, estos operativos funcionan a modo “de cordón preventivo”, evitando el acceso cercano de los vecinos, y de esta manera los potenciales escraches (como los recibidos en la inauguración de Mayo en la misma zona).

Ver ademásLuján: Mauricio Macri y María Eugenia Vidal fueron otra vez escrachados

El despliegue incluyó a 800 policías entre efectivos locales y de la Bonaerense, además de más de 300 agentes de Gendarmería, ubicados a raíz de un efectivo cada tres o cuatro metros.

Los móviles de la prensa debieron quedar entre la ruta 3 y la 21, a unas tres cuadras del acto, y los periodistas debieron atravesar dos controles y mostrar la acreditación especial para dicho acto.

De esta manera, buscaron evitar los malos momentos que se registraron en actos oficiales anteriores donde algunos ciudadanos insultaron al Presidente y a la gobernadora María Eugenia Vidal.

Ver ademásEscracharon a Gabriela Michetti en Tucumán

Macri brindó su discurso acompañado de Vidal, Toty Flores, Graciela Ocaña, Esteban Bullrich y Guillermo Dietrich.

En esta esta ocasión no hubo cánticos contra el PRO, aunque sí estuvieron algunos dirigentes de jefa comunal.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios