Más de 300 policías participaron de un operativo policial en el marco de la investigación por el crimen de un comerciante, ocurrido el 24 de abril pasado en la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

En total, personal de la Policía de Buenos Aires realizó once allanamientos y fueron detenidos cinco sospechosos, entre ellos el presunto autor material del homicidio de Eduardo Silva, de 47 años.

Los acusados también están siendo investigados por haber asaltado a un grupo de jóvenes que iban a bailar y de apoderarse de una camioneta, entre otros delitos.

La pista que siguieron los investigadores para dar con la banda surgió del análisis de una teléfono Iphone que usaba uno de los sospechosos.

Silva fue asesinado el 24 de abril pasado a la 1 de la madrugada, en la calle Cabo Vacca al 300, del barrio Lomas del Millón de Ramos Mejía.

La víctima acababa de llevar a uno de sus hijos a una fiesta de cumpleaños. Las fuentes señalaron que el hombre regresó a bordo de su Ford Fiesta y guardó el auto en un garaje ubicado sobre Vacca, en diagonal y de la mano de enfrente a su casa.

En momentos en que cerraba el portó de este garaje, fue interceptado por un grupo de delincuentes armados que se movilizaban en una camioneta Ford EscoSport color negro y un auto, dijeron los informantes.

Uno de los asaltantes descendió del lado del acompañante del segundo vehículo y lo apuntó con un arma con fines de robo, ante lo cual, la víctima primero alzó las manos y luego intentó escapar a la carrera.

Sin embargo, a los poco metros cayó muerto al recibir en la nuca uno de los dos balazos que le efectuó el delincuente armado que finalmente huyó junto a sus cómplices y sin concretar el robo, señalaron los voceros.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios