Un informe preliminar de la División Explosivos de Policía Federal Argentina estableció que el paquete que estalló en las oficinas de Indra fue una bomba casera hecha con elementos de venta libre.

Según fuentes judiciales, el juez Daniel Rafecas recibió el informe de la Policía Federal que preciso que "se trató de un artefacto de armado casero, consistente en un caño de gas de 15 cm. de largo y 2 cm. de diámetro, tapado en sus dos extremos con Poxipol".

Noticia relacionada: Detonó un explosivo en la empresa encargada del escrutinio de las elecciones

En el interior, se precisó, había "pólvora negra (de uso pirotécnico, por ejemplo en bombas de estruendo) y bolillas metálicas (25 aproximadamente)".

"El mecanismo contaba con una trampera para ratones (sistema de retardo) y una batería de 9 volts (sistema de iniciación). Todo ello dentro de una caja de madera con tapa de apertura tipo bisagra", añadió el informe. 

Los voceros precisaron que todos los objetos que se usaron para armar el artefacto son de venta libre. 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios