Jorge Chueco desapareció la semana pasada en Iguazú, en medio un manto de misterio y ahora investigan si cruzó a Brasil, mientras que el fiscal que investiga el paradero del abogado de Lázaro Báez "no descarta ninguna hipótesis", tampoco que se haya suicidado.

Martín Brítez aclaró que el letrado “no tenía pedido de captura todavía, ni tampoco una causa” judicial. “Si bien la primera línea de investigación es el suicidio, paralelamente se van manejando otras hipótesis”, dijo el fiscal.

 

La Justicia de la provincia de Misiones solicitó a Interpol Argentina que emita una "alerta azul" en busca de información sobre el paradero de Jorge Oscar Chueco, abogado del empresario kirchnerista Lázaro Báez que lleva cinco días desaparecidos.

 

“Aún no se descarta de pleno la hipótesis del suicidio”, aclaró el fiscal. Además, atribuyó a “un trascendido periodístico” al supuesto hallazgo de un cadáver en la zona de Cataratas, en pleno operativo para encontrar a Chueco.

El fiscal aseguró que “continúan los operativos de rastrillaje” con la colaboración de todas las fuerzas federales en Iguazú.

Por lo pronto, la policía encontró el auto en el que se desplazaba Chueco. El vehículo estaba en el estacionamiento de un hipermercado de Posadas.

Chueco estaba llamado a indagatoria por el juez Casanello en la causa de "La Rosadita", que investiga el delito de lavado de dinero por parte del empresario Lázaro Báez, su hijo Martín y sus contadores Daniel Pérez Gadín y su hijo Ariel.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios