El subinspector Aníbal Acosta (31) fue al hospital Simplemente Evita, de González Catán, para constatar el estado de salud de un vendedor que minutos antes había sido baleado durante un asalto en un local de celulares. Al llegar al estacionamiento del nosocomio se topó con un auto con características similares al que habían usado los delincuentes y, antes de que identifique a los ocupantes, desde adentro del coche lo mataron de dos tiros en el pecho.

El crimen del efectivo de la Bonaerense fue cometido ayer cerca de las 12.40 del mediodía y hoy familiares, compañeros de trabajo y allegados despiden sus restos. Investigadores informaron a Clarín que previo al asesinato un hombre y dos mujeres habían robado un local de venta de celulares de ruta 3 y calle del Comercio, en Virrey del Pino, partido de La Matanza. El dueño recibió un disparo en el estómago y tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital, donde anoche continuaba internado, en estado delicado.

Leer nota: La conmovedora carta de una nena de 10 años que no quiere ver más a su mamá

Según fuentes de la investigación, el Renault Megane en el que huyeron los ladrones estaba estacionado en el hospital cuando llegó el oficial Acosta. “Después de dispararle, uno de los ladrones se bajó del coche y le robó el arma. Mientras se escapaba, con dos pistolas en la mano, se tiroteó con policías que estaban yendo a la zona”, sostuvieron fuentes del caso.

En el enfrentamiento el delincuente recibió un tiro en el muslo de la pierna derecha y fue detenido. Luego confirmaron que tenía antecedentes penales, uno por un asesinato cometido en 2001. Horas después cayó una de sus cómplices.

Ver más: Mendoza: una nena de 10 años fue violada y quedó embarazada, hay un pariente detenido

Testigos contaron a Clarín que muchas personas quedaron en medio del enfrentamiento. "Me tuve que tirar al piso para cubrirme", sostuvo una empleada de una remisería que está frente al hospital. Algunos de los tiros impactaron contra un kiosco ubicado a pocos metros. "Una vendedora ambulante se descompuso y terminó internada", añadió otro testigo.

Acosta, que había ingresado a la Fuerza en 2005 y era padre de tres hijas, fue el 12° policía asesinado en lo que va del año por hechos de inseguridad en el área Metropolitana: 6 eran de la Bonaerense, 4 de la Federal y 2 de la Ciudad. Once casos ocurrieron en el Conurbano.

AdemásMurió la adolescente que se disparó en el aula del colegio de La Plata

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios