Un importante hallazgo se realizó en un móvil de la Gendarmería, y que acercaría más la posibilidad del esclarecimiento de la desaparición de Santiago Maldonado.

Cinco cabellos largos y una soga que tendría manchas de sangre fueron secuestrados ayer durante los allanamientos que se llevaron a cabo en el Escuadrón 35 de la Gendarmería Nacional ubicado en la ciudad de El Bolsón, Río Negro.

Ver ademásOfrecen 500 mil pesos por datos del joven desaparecido en la provincia de Chubut

El 1 de agosto, el joven de 28 años fue visto por última vez mientras huía de la persecución de la Gendarmería. Desde ese momento, todo un misterio, acusaciones cruzadas y hasta el ofrecimiento de un pago por parte del gobierno para quién ofrezca datos del paradero de Maldonado.

Ver ademásPiden interpelar a Patricia Bullrich por la desaparición de Santiago Maldonado

Respecto a los elementos encontrados, los rastros genéticos estaban dentro de una camioneta tipo unimog, similar a la que varios testigos describieron como el vehículo al cual miembros de la fuerza subieron violentamente a Santiago Maldonado antes de pasarlo a una camioneta blanca para finalmente llevárselo.

La noticia se difundió horas después de que se confirmara que un procedimiento similar realizado simultáneamente en el Escuadrón 36 de Esquel no arrojó resultados positivos. Allí, agentes de la Policía Federal, funcionarios del Poder Judicial de Chubut y personal especializado de la Policía de Corrientes junto a sus perros entrenados en la búsqueda de cadáveres allanaron el predio oficial y se retiraron del lugar sin evidencias.

Tanto la soga manchada como los cabellos en cuestión (también habrían encontrado otras manchas similares dentro de la camioneta) serán peritados en las próximas horas.

Ver ademásDesaparición de Santiago Maldonado: El caso llegó al New York Times y el Washington Post

Maldonado desapareció el 1° de agosto en Cushamen en un sector ocupado y denominado por la comunidad mapuche como Pu Lof en Resistencia. Cushamen forma parte de una de las estancias de la familia Benetton. La llegada de un centenar de gendarmes aquel día ocasionó fuertes disturbios durante los cuales hubo corridas, disparos de bala y piedrazos.

La versión de los mapuches es que el tatuador se quedó enganchado en unas ramas y fue atrapado por los agentes.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios