Las medicinas antiinflamatorias no esteroideas o  analgésicos comunes  se verían más relacionados con un riesgo de sufrir ataques cardiacos, esta probabilidad se incremento en un 20% y un 50% comparado con alguien que no ingiere esas medicinas, la dosis o frecuencia con las que se tomen son indistintas, ya que su  en su mayoría son tomados  cada vez que la persona lo considera necesario y  por cortos periodos de tiempo.

Entre los medicamentos catalogados se encuetran: el ibuprofeno, diclofenaco, celecoxib y naproxeno, que se venden sin el control o necesidad de una fórmula médica  y en altas dosis, para aliviar el dolor o la fiebre causada por factores como, un resfriado, un dolor de cabeza, dolor de espalda o cólicos menstruales.

Esto con base en un estudios realizados en el  -Centro de Investigaciones del Hospital de la Universidad de Montreal- en donde los resultados se basan en una asociación con medicinas que, sin embargo, no han probado ser causa directa de los infartos.

En muchas ocasiones las personas no son conscientes de los riesgos o los minimiza solo por que son analgésicos son de venta libre y no leen sus usos y restricciones, asegura Michéle Bally, epidemiología del Centro de Investigaciones.

En general los investigadores concluyeron que tomar cualquier dosis de esos medicamentos por una semana, un mes o más tiempo está relacionado con un mayor riesgo de sufrir ataques cardiacos.

El riesgo parece disminuir cuando se dejan de tomar este tipo de analgésicos se da un ligero descenso en el siguiente mes a su uso y un gran descenso, cayendo por debajo del 11%, entre 30 días y 1 año después de su uso.

Sin embargo  se hace énfasis en que estos hallazgos son puramente observacionales, pues solo usaron información disponible sobre ciertas poblaciones ya que existen otros tipos de factores involucrados en el registro observacional de los resultados totales, lo que significa que no puede explicarse la causa del aumento del riesgo, así como tampoco se puede relacionar de manera directa a esas drogas como la causa de ataques cardiacos.

En términos generales, todas las medicinas efectivas tienen efectos no deseados y "estas drogas analgésicas comunes, que sean de fácil acceso no las exime de conllevar algunos cuidados en su consumo, de allí que no determinen este estudio como determinante en los usuarios de estos medicamentos”, afirman los investigadores.  

 

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios