El Gobierno salió al cruce de los reclamos sindicales realizados este viernes en la multitudinaria marcha de la que participaron, menos Luis Barrionuevo, todos los jefes sindicales: Pablo Micheli, Hugo Yasky, Antonio Caló y Hugo Moyano.

El presidente Macri, tras finalizar la movilización, mandó a Marcos Peña, quien al lado del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, dijo que la protesta fue "una sana expresión del movimiento obrero" y dijo que desde el gobierno nacional "coincidimos con prácticamente todas las preocupaciones" aunque "no compartimos el diagnóstico" sobre el empleo.

Luego, ratificó la postura oficial sobre el resultado de las políticas económicas que está tomando el Gobierno: "el país está en la puerta de un gran crecimiento del empleo en la Argentina como no se ha visto"."Tenemos que transitar este momento más difícil, pero las cosas van a estar cada día mejor", agregó.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios