El juez federal Rodolfo Canicoba Corral estableció que se renueven las credenciales rojas contra los iraníes acusados de ser los responsables del atentando terrorista contra la AMIA, ocurrido en 1994 que causó 85 muertos.

Interpol ya gestionó el edicto, ordenando la detención con fines de extradición. Los implicados son Moshen Rezai, ex jefe de la guardia revolucionaria; Ali Fallahian, ex ministro de Inteligencia; Moshen Rabbani, ex agregado cultural y cercano al piquetero kirchnerista Luis D'Elía; Ahmad Vahidi, comandante de las fuerzas QUDS; y Ahmad Asghari, ex secretario de la embajada de Irán en la Argentina.

Las alertas tienen una duración de cinco años y vencían en el mes de noviembre. El primer pedido se produjo en 2006 y en el año 2011 se llevó a cabo la primer renovación.

La vigencia de las circulares rojas es uno de los puntos que mencionados por el fallecido fiscal Alberto Nisman en su denuncia por encubrimiento contra la ex presidente Cristina Kirchner y el ex canciller Héctor Timerman, ya que antes el día antes de su muerte explicó que el Memorándum de Entendimiento con Irán tenía entre otros propósitos hacer caer los pedidos de captura de los iraníes sospechosos de ser responsables del ataque terrorista.

Antes de que el plazo de vigencia de las credenciales rojas venciera, el juez Canicoba Corral las renovó y ordenó la captura de los imputados en el atentado a la mutual judía.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios