La dirigente social Milagro Sala fue imputada por "tentativa de homicidio", en una causa que investiga un tiroteo entre bandas, con gente ligada a la agrupación Tupac Amarú, y que dejó gravemente herida a una nena.

La Justicia entendió que Sala mandó a matar por encargo a Alberto Cardozo. El hecho ocurrió en 2007, cuando dos hombres de la agrupación social, Jorge Páez y Fabián Ávila, se tirotearon con Cardozo, que respondió con disparos. 

El juez de la causa explicó que cambió la imputación de Milagro Sala de "encubrimiento agravado" a "tentativa de homocidio" porque el Ministerio Público Fiscal entiende que "es coautora del delito de homicidio en grado de tentativa, por haber mandado a Ávila, uno de los dos imputados inicialmente, a matar a Cardozo”.

El caso está en manos del juez de Instrucción de Causas de Jujuy, Pablo Pullen Llermanos, quien había entendido que Sala había hecho maniobras para encubrir la fuga de Jorge Páez y Fabián Ávila.

Por otra parte, la Fiscalía ordenó la detención de Alberto Bellido, abogado relacionado a la dirigente jujeña e imputado por "encubrimiento agravado".

El juez de la causa asegura que Bellido "obstaculizó el normal desenvolvimiento de la justicia, encubriendo, apenas ocurrido el hecho, a Páez y Ávila, y después a Páez”, quien permaneció prófugo hasta principio de este año.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios