Mario Quintana, vicejefe de Gabinete, es uno de los hombres más poderosos del Gobierno. Es el designado por Mauricio Macri para encargarse de coordinar el "recorte social" del Estado.

En efecto, fue la principal influencia en el Ministerio de Desarrollo Social en el escándalo de la semana: la quita de las pensiones a discapacitados.

Si bien el Gobierno se vio obligado a dar marcha atrás y prometer la devolución de las pensiones, vale la pena reconstruir la historia de la polémica medida.

Según informa Perfil, Quintana es quien en febrero había planificado, para bajar el déficit fiscal, recortes en Anses, PAMI y el área de pensiones.

Luego de ello, comenzó a mostrar obsesión por las pensiones y mantuvo constantes reuniones con la ministra Carolina Stanley.

Pero además la influencia de Quintana en el área social se ve reflejada en las designaciones de funcionarios.

Colocó a Gabriel Castelli en la Secretaría de Coordinación y a Guillermo Badino en la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales.

También a Matías Kelly, secretario de Economía Social y quien tiene en sus manos los planes Trabajar: en su secretaría trabaja Pablo Quintana como coordinador de planificación, el hijo del vicejefe.

Sin embargo la polémica de las pensiones podría marcar un antes y después, ya que Marcos Peña (en los papeles superior a Quintana) se mostró enojado por la trascendencia y resolvió con Stanley dar marcha atrás.

Y habrá consecuencias y cambios en Desarrollo Social: para el área de administración, en reemplazo de Castelli, llegará Tomás Elizalde, quien estuvo al frente de Lotería Nacional.


 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios