El abogado Jorge Chueco, imputado en el caso de lavado de dinero por el que se encuentra detenido el empresario santacruceño Lázaro Báez, afirmó que no ingresó "en forma clandestina" a Paraguay, tras ser capturado ayer en la ciudad de Encarnación.

Jorge Kronawetter, director de migraciones de Paraguay, habló con Radio El Mundo y se refirió al hecho. "El funcionario que ejercía el control estaba enterado de la posibilidad de que Jorge Chueco entrara al Paraguay, por eso los distintos puestos de control que tenemos estaban en alerta, pero no había una comunicación oficial. No declaró su ingreso y no presentó  ningún tipo de documentos", sostuvo.

"Hay una modalidad de paso donde las personas que pasan no son requeridas al 100 por ciento de su documentación, sin embargo si una persona va a pasar más de 30 kilómetros sí es obligatorio comunicarlo”, explicó. 

"Cuando pasé a Ciudad del Este nadie me pidió nada, con lo cual yo no entré en forma clandestina. Yo entré en la forma en la que entran millones de ciudadanos a la República Federativa de Brasil y a la República Federativa de Paraguay", argumentó Chueco antes de ser expulsado de Paraguay, según un video que difundió en las últimas horas la prensa local.

Luego de su captura a raíz de la orden librada por el juez federal Sebastián Casanello, el abogado fue alojado en el Escuadrón 50 de Gendarmería Nacional de Posadas, donde permanecerá detenido hasta su traslado a Buenos Aires, que se realizará en hoy en el transcurso de la mañana.

Según trascendió, Chueco fue detenido alrededor de las 16.30 de ayer en el hotel Le Club Resort, ubicado sobre la avenida Francia y Constitución, en la ciudad paraguaya de Encarnación.
Al ser abordado por efectivos policiales del vecino país, afirmó llamarse Antonio Cubilla pero no pudo comprobar su identidad, dado que carecía de documentación que la acreditara, por lo que fue trasladado primero a la seccional tercera y luego a la Dirección de Migraciones, donde agentes de Investigaciones de Delitos de la Policía Nacional del Paraguay aguardaban a sus pares argentinos para confirmar que se trataba del letrado prófugo de la justicia argentina.

Según los primeros datos que manejan los investigadores, Chueco, quien en principio era buscado en Misiones, habría salido del país por Puerto Iguazú hacia la ciudad brasileña de Foz de Iguazú y desde allí cruzó hacia Ciudad del Este, en Paraguay. Posteriormente se trasladó a Encarnación, capital del departamento de Itapúa, donde fue detenido en la tarde de hoy.

La orden de captura contra Jorge Chueco fue ordenada por Casanello ante las "sospechas concretas" de haber participado del blanqueo de capitales mediante el depósito en la cuenta de Austral Construcciones, la empresa de Báez, de 33 millones de dólares "a través de nueve cheques endosados por Jorge Chueco –como apoderado de Helvetic".

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios