El fiscal federal Guillermo Marijuán reveló esta noche que se encontraron unos 90 mil dólares en los procedimientos realizados en Santa Cruz en la causa por lavado de dinero donde está preso el empresario kirchnerista Lázaro Báez.

En un contacto con la prensa en Río Gallegos, Marijuán reiteró que "se han secuestrado muchísimas cosas, hemos tenido resultados positivos". "Hemos secuestrado dinero, una suma cercana a los 90 mil dólares", reveló seguidamente el fiscal.

La plata habría estado en un bolso. También dijo que "se encontró un bolso que tiene restos de tierra", por lo que se presume que pudo haber estado enterrado.

Igual que el martes, Marijuán siguió de cerca algunos procedimientos, como el ejecutado en la estancia "Cruz Aike", distante unos 80 kilómetros de la localidad El Calafate.

Allí hubo presencia de peritos y tasadores judiciales y perros adiestrados para rastrear dinero, pertenecientes a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

También se utilizó una máquina retroexcavadora para remover un sector de tierra que llamó la atención al fiscal Marijuán. Estas tareas en el campo santacruceño se desarrollan después de que surgiera la posibilidad de que hubiera dinero enterrado o guardado en bóvedas, a partir de la declaración del "arrepentido" Leonardo Fariña.

El representante del Ministerio Público afirmó que "fue un segundo día de mucho trabajo, recorrimos muchas estancias. En algunas estuvimos ayer pero estamos con un equipo de tasadores viendo algunas cosas que nos llamaron la atención, trabajos de fotografía y video".

Bajo la orden del juez federal Sebastián Casanello, Marijuán sostuvo que "se está haciendo una valuación de todos los bienes de los imputados y todo aquello que tiene que ver con su tasación".

"Vimos desde el aire una zona como una cantera, donde se removió mucho el terreno, y particularmente es distinto ese lugar respecto al resto de la planicie de la estancia misma. Queríamos saber qué hay y por eso estuvo trabajando allí una máquina", añadió.

Marijuán adelantó que "el registro de la propiedad inmueble da cuenta de que hay varias otras propiedades" vinculadas a los imputados en la causa, pero rehusó dar más precisiones escudándose en la necesidad de preservar la investigación.

Horas antes había advertido que "la riqueza mal habida que se pudo haber conseguido con un ilícito, no necesariamente tiene que estar en efectivo".

Y había anticipado que "se han detectado otras propiedades que no conocíamos, que tiene que ver con la situación patrimonial y a donde pudo haber ido a parar mucho dinero proveniente, quizás, de estas maniobras".

Por la mañana, integrantes de la Policía Federal y la custodia de los inmuebles por parte de personal de Prefectura Naval realizaron allanamientos en la vivienda de Martín Báez, ubicada en Comodoro Py 870 de esta ciudad.

Los procedimientos siguieron en la casa de Lázaro Báez, ubicada en Villarino 126, en otra propiedad localizada en Villarino y Pasaje Tehuelches y en las casas de Melina y Luciana Báez -hijas del empresario- sobre Alcorta al 700.

Además, personal de Gendarmería Nacional allanó la chacra 39 de Río Gallegos, propiedad que en el año 2013 estuvo bajo un procedimiento judicial ante la denuncia de que había bóvedas donde se guardaba dinero y por lo cual Báez mostró frente al periodismo la existencia de bodegas.

En tanto, a la ciudad de Río Turbio llegaron efectivos de fuerzas federales ya que podrían continuar los allanamientos sobre propiedades del empresario kirchnerista, así como a 14 kilómetros, en la localidad 28 de Noviembre.

En paralelo, al mediodía hubo un operativo dispuesto por el juez federal Sergio Torres en la Municipalidad de Río Gallegos y en las oficinas de Austral Construcciones ubicadas en calle Gobernador Gregores, en la investigación sobre la construcción del mausoleo del ex presidente Néstor Kirchner.

Torres busca determinar si hubo irregularidades y utilización de fondos públicos para la construcción del mausoleo donde descansan los restos de Kirchner.

Más problemas para Báez: embargaron un campo en Uruguay

La Justicia uruguaya embargó el campo "El Entrevero", propiedad de Báez, ubicado en José Ignacio, del departamento de Maldonado, por una causa sobre presunto "lavado de dinero" abierta en el vecino país en 2013, informaron fuentes tribunalicias citadas hoy por diarios de esa nación.

Así lo dispuso la jueza Adriana De los Santos, a pedido de la fiscal especializada en Crimen Organizado María de los Angeles Camiño.
El diario El País, de Uruguay, recordó que, según declaró a la Justicia argentina el "valijero" Leonardo Fariña, "El Entrevero" fue comprado el 1° de agosto de 2011 por 16,5 millones de dólares.

En tanto, la escritura firmada por el escribano Adolfo Pittaluga Shaw, a la que accedió el periódico El Observador, de Uruguay, establece que la venta se concretó en 14 millones de dólares.

Operadores judiciales citados por El País estimaron que el campo, de 152 hectáreas, no vale más de 4 millones de dólares, mientras que fuentes del sector inmobiliario mencionadas por El Observador consideraron que tiene un valor de mercado cercano a los 9 millones de dólares.

Fariña testificó ante la Justicia argentina que la sociedad Traline S.A. lo compró para luego ser transferido a otra llamada Jumey, cuyo presidente es Daniel Pérez Gadín, contador de Báez.

Los únicos que declararon en esta causa abierta en 2013 en Uruguay en calidad de indagados fueron el agente inmobiliario que participó en el negocio, Alejandro Perazzo, y el escribano Pittaluga Shaw. Los demás imputados, Báez y Pérez Gadín, nunca comparecieron en el expediente. El agente inmobiliario y el escribano fueron multados por el Ministerio de Economía por incumplir los controles de antilavado.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios