Los cortes de calle por parte de las organizaciones sociales se ha convertido un verdadero dolor de cabeza para la administración de Mauricio Macri. Marzo comenzó con un recrudecimiento de la tensión social al no ser reglamentada la Ley de Emergencia Social. Organizaciones, de todo tipo, cortaron por varios días la avenida 9 de Julio convirtiendo en un verdadero caos la Ciudad. 

En plena campaña electoral en el macrismo saben que la bronca y descontento por las protestas influye directamente en el electorado de clase media, bastión fundamental del PRO para ganar las elecciones legislativas. 

El Diario Clarín afirma que en la Casa Rosada reconocen que “la situación se nos fue de las manos. Todos los días estamos un poquito peor”.  Los cortes provocaron una nueva grieta, no ya entre el PRO y el kirchnerismo puro (que no está representado en los piquetes en manos de organizaciones cercanas al Papa Francisco) sino dentro del propio Gobierno. 

El matutino afirma que Macri le ha venido expresando su malestar a su histórico coequiper del PRO y en quien confió la sucesión, Horacio Rodríguez Larreta, pero ya en los últimas horas la presión fue mayor y le exigió que la Policía deje de mirar cómo se cortan calles y accesos a la Ciudad. 

El pedido de Macri movilizó a los funcionarios porteños: según adelantaron a Clarín altas fuentes del oficialismo, en los próximos días el jefe de Gobierno tendrá que presentar un plan para limitar las protestas. Antes, desde luego, deberá contar con la aprobación del Ejecutivo nacional.

Macri ordenó que Rodríguez Larreta se reuna con Marcos Peña; Mario Quintana; y a los ministros de Seguridad de Nación y Ciudad, Patricia Bullrich y Martín Ocampo, para diseñar un nuevo protocolo: “Y lo que salga se tendrá que aplicar”, anticipan. 

Clarín adelantó que hay un borrador en estudio tendría algunos de estos ejes: no permitir que los manifestantes hagan protestas con la cara tapada y con palos, no dejar que se instalen ollas populares en zonas que afecten el microcentro y no permitir que se bloqueen los carrilles exclusivos para colectivos. 
 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios