El gobernador de Tucumán, el peronista Juan Manzur, tuvo un duro revés en la justicia federal: la Cámara de Casación le revocó el sobreseimiento en la causa que se investigan irregularidades y sobreprecios en Plan Qunita, a través del cual el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner entregó a mujeres embarazadas kits con una serie de elementos para bebés recién nacidos (cunas, mantas, etc).

La Cámara de Casación, con el voto de Carlos Mahiques, Eduardo Riggi y Juan Carlos Gemignani, ordenó al juez Claudio Bonadio seguir investigando a Manzur por considerar que el fallo que beneficiaba al exministro de Salud de Cristina Kirchner era “arbitrario” y “prematuro”. La medida de Bonadio había sido confirmada por la Cámara Federal.

Ver tambiénManzur: "Para votar a Macri hay que estar con una copa de más"

El juez más cuestionado por el kirchnerismo ya envió a juicio oral por esta causa al exjefe de Gabinete Aníbal Fernández y a Daniel Gollan, sucesor de Manzur en la cartera de Salud durante el tramo final del gobierno kirchnerista, entre otros exfuncionarios.

 

Los kits del Plan Qunita, denunciado por sobreprecios y otras irregularidades.

 

En aquella oportunidad, Bonadio entendió que no había pruebas para vincular a Manzur con la decisión de compra de los kits a proveedores cuestionados por falta de experiencia en el rubro, con sobreprecios, en una licitación que para los investigadores fue direccionada.

Ver también: Macri le envió un duro mensaje al gobernador de Tucumán, Juan Manzur 

En cambio, para Casación Manzur debe ser investigado porque era el ministro del área en cuestión cuando se confeccionaron los pliegos presuntamente arreglados. Es más, el gobernador tucumano firmó en ese entonces la resolución 87 del 30 de enero de 2015 en la que se autorizó convocar a la licitación y se aprobaron las bases y condiciones.

La denuncia contra el Plan Qunita fue presentada por Graciela Ocaña en febrero de 2016. Además de los presuntos sobreprecios, Bonadio cancelo el programa por considerar que los elementos entregados eran peligrosos, en especial las cunas, y mandó a incinerar los kits. Luego, la justicia lo intimó a repartirlos sin las “cunitas”.

"No voy a hacer interpretaciones acerca de esta decisión judicial", aseguró en declaraciones periodísticas el gobernador de Tucumán y remarcó que es “respetuoso” de las resoluciones de la justicia.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios