El Jefe de Estado Mauricio Macri podría hacer uso del "veto", que es "una prerrogativa presidencial", si el Congreso aprueba el proyecto de ley que impulsa la oposición para prohibir los despidos e impulsa la doble indemnización.

Así lo manifestó una alta fuente del Gobierno nacional que no obstante, sostuvo que el jefe de Estado confía en que ese proyecto "no va a salir, porque los argentinos debemos aprender de los errores y las experiencias".

Cerca de Macri sostienen que "cuando esa ley existió" no se creó empleo sino por el contrario", y si se aprobara una nueva norma, similar, "se retrotraen las inversiones empresarias, precariza a la gente, detiene el crecimiento y crece el empleo en negro".

Como una decisión tomada ante la posibilidad de que el proyecto avance en el Parlamento, cerca de Macri señalan que el Presidente "no va a convalidar, ni apoyar cosas que sean malas para los argentinos" y tras calificar ese tipo de leyes, que funcionaron tras la crisis de 2001 como "impuestas" y "arbitrarias", insistieron con la expectativa que repiten alrededor del mandatario casi como un mantra: "en julio baja la inflación, no hay dudas, porque es una cuestión técnica".

Así, el Gobierno de Macri -preocupado por el malestar expresado en las últimas semanas por las distintas CGT por el aumento de despidos en el sector no solo público sino también privado y la inflación- puso como ejemplo de políticas, incentivos a la inversión empresaria y puntualmente toma el caso de salvataje de la avícola Cresta Roja, donde este jueves Macri asistió para la reapertura y reincorporación de 1000 empleados que habían sido despedidos.

En la Casa Rosada también relativizan la cifra de 120 mil despidos en el primer trimestre desde que asumió el nuevo gobierno, dada a conocer por el SIPA (Sistema Integrado Previsional Argentino) y aseguran que "no está bien", por lo que se comprometieron a difundir "en pocos días información oficial" sobre la cifra de despidos y "mantener" esa difusión de la información "en el tiempo".

En medio de esa discusión en el Congreso y de las primeras medidas de fuerza gremiales por las discusiones paritarias, en el entorno presidencial adelantaron que el INDEC dará a conocer el primer índice de inflación oficial de la actual gestión, "en mayo o junio próximo", e insistieron en calcular que la inflación anual rondará "el 25 por ciento consolidado a nivel nacional a fin de año", aunque admiten que "por la distorsión de precios relativos" y "tarifarios" en la última década, en el Area Metropolitana (AMBA) la inflación medirá "6 o 7 puntos más que en el resto del país".

En el Gobierno confían en que "va a bajar la inflación" y, producto del acuerdo con los houldouts, se abrió "una etapa de inversiones" que impulsará la creación de "mayor empleo", aunque admiten "no saber si va a haber mayor consumo" interno, dado que "el nivel de la actividad económica está afectada por (la crisis política y económica de) Brasil".

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios