En forma sorpresiva, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner comenzó la tan publicitada ronda de entrevistas en el portal Infobae.com con el periodista Luis Novaresio. En tono amable, aunque por momentos más áspero, la candidata a senadora habló de todos los temas.

El inicio de la charla giró en torno a la muerte del fiscal Alberto Nisman y la supuesta pericia de la Gendarmería Nacional que concluiría que fue asesinado, algo que la expresidenta se encargó de decir que desmentido por la dirección de Política Criminal.

"Cuando fui presidente y sucedió lo de Nisman hablé por cadena nacional al país, en ese momento. Es impensable que el presidente haga silencio cuando la sociedad está conmocionada. Di mi hipótesis en ese momento. Lo hice cuando tenía la responsabilidad de ser presidente”, aseguró Cristina Kirchner y destacó que se brindó toda la información a la justicia”.

En relación con su hipótesis sobre lo que ocurrió, la candidata recordó que “se conoce el arma que provocó la muerte y se conoce quién le entregó el arma, que fue su asistente informático (Diego Lagomarsino). Se la dio en su casa y fue el último que lo vio con vida. Ese asistente tenía un vínculo. Tenía una cuenta en el exterior a su nombre. Y esa persona era un furibundo opositor a mi gobierno".

Sobre la acusación por traición a la patria que le hizo que investiga Claudio Bonadio, la expresidenta consideró que “es un disparate y todos los saben. Es una acusación sin ningún tipo de fundamento, no la creen ni quienes la formulan” y agregó que “es parte de una persecución judicial. Además, recordó que Juan Domingo Perón fue acusado del mismo delito.  

No obstante, Cristina volvió a defender el polémico pacto con Irán, porque “era el único instrumento para poder lograr que declararan los acusados iraníes y poder conocer la verdad. Hace 23 años que pasó el atentado y no hay ninguna respuesta a las víctimas y sus familiares.

Los bolsos de José López y la corrupción durante su gobierno

La expresidenta confesó que cuando se enteró que su exsecretario de Obras Públicas, José López, fue encontrado intentando ocultar bolsos con 9 millones de dólares en un convento, “estaba en el Calafate y no alcanzaba a entender la escena” y en ese momento lo “odió” como a “pocas cosas” en su vida.

"Después tuve una gran indignación y un gran enojo. Y luego me vino una sensación de tristeza, angustia. Pensé en los miles y miles de pibes que habíamos incorporado a la política: cómo se podían sentir con esa escena. Y hasta el día de hoy quisiera saber cuándo, quién le entregó ese dinero ─por todo corrupto hay un corruptor─”, aseguró la exmandataria y se mostró sorprendida de que a pesar de estar “termosellado” no se haya podido saber de qué banco provino el dinero.

Luego se refirió a las causas en que la denuncia por corrupción: "Que un gobierno electo democráticamente en tres oportunidades, 2003, 2007 y 2011 sea considerado una asociación ilícita, revela que hay una idea del poder judicial de impedir que esa fuerza política siga en competencia".

 

Cristina brindó la primera entrevista después de las PASO.

 

De la misma manera, Cristina rechazó las denuncias por enriquecimiento ilícito: “Una semana antes de que Néstor asumiera como presidente, La Nación publicó una nota acerca de nuestra fortuna personal. Dijo que habíamos hecho una muy buena fortuna personal, con 23 propiedades. Con nuestro estudio nos hemos dedicado a venta de propiedades, plazos fijos. Esto fue juzgado y evaluado por peritos de la Corte. Fuimos sobreseídos y finalmente se está investigando. Todo lo que está en juicio está en mi declaración jurada. Está todo, no aparecí en Bahamas o Panamá Papers”.

Asimismo, la candidata de Unidad Ciudadana negó que sea reñido con la ética alquilar inmuebles a contratistas del Estado (Lázaro Báez y Cristóbal López) porque se hacía a “precio de mercado”.

La democracia en Venezuela

La expresidenta tomó se mostró distante de la situación de Venezuela, al afirmar que en ese país “no hay Estado de derecho”, aunque enseguida aclaró que tampoco lo hay en nuestro país.

“En Venezuela, con todas las dificultades de un un país dividido y partido en dos, donde hay severos enfrentamientos, y donde no contribuye para nada que azucemos de un lado y del otro”, sostuvo Cristina y reconoció que hay presos políticos, lo mismo que ocurre en Argentina con Milagro Sala.

El Gobierno de Macri

Durante varios pasajes la expresidenta cuestionó al gobierno de Mauricio Macri, aunque descartó que sea una dictadura. En cambio, se mostró crítica de que exista una “mesa judicial” y lo atribuyó a la intención del gobierno de manejar a la justicia, para lo que dio como ejemplo el “secuestro” del senador Mario Pais, a quien no se dejó asumir en el Consejo de la Magistratura porque se estaba votando la suspensión del camarista Eduardo Freiler.

Cristina Kirchner se mostró muy crítica del rumbo económico y se defendió de los cuestionamientos por la inflación en su gobierno al advertir que la actual es más alta. Asimismo, pidió pidió disculpas por no haberse podido poner de acuerdo para el traspaso de mando el 10 de diciembre de 2015, algo que desde Cambiemos recuerda en cada cruce con el kirchnerismo.

Al ser consultada por los supuestos hechos de corrupción durante su gobierno, la expresidenta disparó contra el ministro de Energía, Juan José Aranguren, por haber sido accionista de Shell mientras la compañía vendía gas a nuestro país: “Eso es un verdadero escándalo”.

Mirá la entrevista completa en ARG TV: 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios