Por segundo día consecutivo, las propiedades declaradas -y las que no- del empresarioLázaro Báez, ahora detenido por lavado de dinero, son allanadas por la Justicia en un operativo dirigido por el fiscal Guillermo Marijuán.

Pero los efectivos que intervienen no sólo buscan bienes -se secuestraron autos de lujo y joyas-, sino que cuentan con la ayuda de un can especialmente entrenado para olfatear dinero.

Es que si bien Marijuán no espera encontrar dinero físico escondido, varios sitios con tierra removida lo hicieron sospechar. Por ello la presencia del perro rastreador.

Concretamente, hay varios campos y restos de construcciones que están por debajo del nivel de la tierra, aunque hasta el momento no se encontró dinero físico.

"Parecería poco probable que no hayan removido lo que atesoraban. Igualmente no lo descartamos. Estamos haciendo muchas medidas al respecto", explicó en declaraciones radiales el fiscal.

Días atrás, Fariña le entregó un escrito al juez Casanello con las supuestas coordenadas de los lugares donde habría dinero enterrado.

"Es verdad que llevamos perros que buscan dinero, pero también empleados que son muy eficientes. Nos encontramos con muchos bienes inmuebles, con autos de alta gama y con un estudio contable", agregó Marijuán.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios