La ex presidenta de la Nación y candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires de Unidad Ciudadana, realizó un análisis extenso sobre la denominada "grieta" argentina, generalmente atribuida a su presidencia por la prensa.

Gran parte de la entrevista realizada por el periodista Luis Novaresio, giró en torno a ese tema y Cristina dio su opinión.

"En mi Gobierno hubo una libertad absoluta, se podían pegar afiches contra un periodista y poner que yo era la yegua, puta y montonera", señaló.

Y agregó: "Me mostraban colgada, ahorcada y en mi Gobierno me insultaban, agraviaban y amenazaban. En mi Gobierno nadie iba preso como ahora cuando alguien dice algo del presidente lo meten preso".

"Un chico estuvo preso un mes por un tuit -por insultar a Macri-", ejemplificó Cristina y sostuvo: "Si alguien quiere insultar a un presidente puede insultarlo, la libertad es eso también y la democracia".

En otro tramo, Novaresio y Cristina profundizaron el análisis de la "grieta": "La grieta no viene de ahora, viene del fondo de la historia", le dijo al periodista.

Por último, Novaresio le cuestionó que no le haya traspasado la banda presidencial a Mauricio Macri y Cristina explicó: 

"Hubo una discusión sobre el traspaso de banda, sigo sosteniendo que debía ponerle la banda en el Congreso porque el adquiere la calidad de presidente y yo de expresidenta en el instante en que él presta juramento".

Noticia relacionada: Cristina Kirchner: "Si en el 2019 soy un obstáculo para ganar las elecciones, no tengan dudas de que me excluyo"

"Lo hablé con él y él me dijo que sí primero y después quiso que vaya al Gobierno y yo no pude hacerle entender que a la tarde ya no era más presidenta", finalizó.


 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios