Un arrepentido de Brasil había declarado que le giró U$S 850 mil en concepto de coimas. El titular de la AFI le contestó con una demanda.

Gustavo Arribas, el ahora “famoso” jefe de los espías no pudo guardar más el secreto: su pasión por San Lorenzo se vio ayer en el Nuevo Gasómetro durante el triunfo de su equipo frente a Flamengo por la Copa Libertadores.

En el mismo día en el que el funcionario se excusó de ir al Congreso a exponer no sólo sobre el sistema de inteligencia, si no también para responder preguntas de la oposición sobre la causa del Lava Jato en la que fue involucrado, Arribas pudo gritar los dos goles con los que San Lorenzo pasó a octavos de final de la Copa Libertadores.

Antes de asistir al partido, el titular de la SIDE, envió por escrito las respuestas y copia de una denuncia que le presentó por falso testimonio y cohecho al arrepentido que lo involucró en el caso de corrupción brasileño, Leonardo Meirelles.

Ver ademásCongreso: La oposición pidió la suspensión de Arribas

El titular de la AFI enfrenta una reapertura de la investigación en su contra, luego de que la Cámara Federal de Casación Penal aceptara revisar su sobreseimiento. La decisión se tomó después de que declarara Meirelles por videoconferencia. 

A pesar de la denuncia, Arribas evitó asistir a la citación de la Cámara de Diputados para dar explicaciones. Tras el faltazo, desde la oposición reclamaron su suspensión. Pero el presidente Mauricio Macri todavía lo sostiene al frente de la jefatura de la AFI. 

Las imágenes fueron capturadas por un asistente al partido contra San Lorenzo muestran claramente como Gustavo Arribas “disfrutó” del encuentro.

Mira a Arribas alentando a San Lorenzo el mismo día que debía asistir al Congreso:

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios