La policía francesa y cientos de trabajadores se enfrentaron en las marchas que hubo tres ciudades de ese país, con graves incidentes y decenas de detenidos, informa el diario Le Figaro.

Los enfrentamientos con la policía fueron en París, Marsella y Nantes, donde las calles ardieron en medio de la tensión de los manifestantes y la policía, con piedrazos y botellazos que fueron respondidos por los agentes con gases lacrimógenos y balas de goma.

Los manifestantes rechazan la reforma laboral que impulsa el Gobierno de Francois Hollande, que contempla que las empresas puedan llevar la reforma laboral hasta 48 horas semanales, algo que han repudiado los principales sindicatos de ese país.

Los incidentes terminaron con destrozos en vidrieras, paradas de transporte público y hasta las cámaras de seguridad en la vía pública.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios