La actriz Anna Paquin se dio cuenta que un empleado de la BBC estaba viendo una de las tantas escenas calientes que grabó para la serie "True Blood" que protagonizó entre 2008 y 2014.

En las imágenes se ve en unas de las pantallas que estaban detrás de la periodista a una mujer rubia que comienza a sacarse la ropa y sus pechos están distorsionados. El vídeo recorrió el mundo pero se creía que era una película pornográfica. 

Paquin se dio en cuenta en Twitter y escribió: "Mis pechos, esto es divertido en muchos niveles". 

La serie True Blood era de la cadena HBO y se caracterizó por ser una historia de vampiros con altas dosis de sexo y Paquin interpretaba muchas de ellas. 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios