Un avión de vigilancia ruso logró sobrevolar las sedes del Pentágono, la CIA, el Capitolio y hasta la Base de la Fuerza Aérea Andrews, todos lugares ubicados en zonas de exclusión aérea. ¿Por qué no fue interceptado? Por un acuerdo llamado Tratado de Cielos Abiertos, que surgió en "un esfuerzo por promover la transparencia y los esfuerzos internacionales para el control de armamentos". 

Ver ademásTrump aseguró que sus tropas están “listas” para ser desplegadas contra Corea del Norte

Según el Departamento de Estado, este pacto, firmado por 34 naciones está diseñado para "mejorar la compresión mutua y la confianza, dando a todos los participantes, independientemente de su tamaño, un papel directo en la recopilación de información a través de imágenes aéreas sobre las fuerzas militares y las actividades de interés para ellos". 

Según la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa de Estados Unidos, desde que el tratado entró en vigor en 2002, se realizaron más de 1200 vuelos de vigilancia, principalmente con el objetivo de verificar que el tipo de armamento utilizado por los 34 países participantes cumplan con los acuerdos y convenios internacionales. 

Ver tambiénEncuentran una bomba que data de la Segunda Guerra en la central nuclear de Fukushima

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios