El incendio en Pedrógão Grande, que comenzó la tarde del sábado por motivos aún desconocidos, sigue sin cesar y hasta el momento está dejando un saldo de 62 muertos y 59 heridos. Entre las altas temperaturas y los fuertes vientos, el fuego llegó también a la ruta, afectando a una gran cantidad de personas que trataban de huir en un intento desesperado. 

Se trata del más grave en los últimos tiempos en Portugal, donde 692 bomberos combaten las llamas con 224 coches y dos aviones hidratantes. Por la tragedia, el gobierno de Lisboa decretó tres días de luto nacional.

 
 

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios