Natalia Borodina, una ciudadana rusa de 37 años, se desempeñaba como agente inmobiliaria y vivía en Cannes, Francia. Hace unos días, había arribado a República Dominicana para disfrutar de unas vacaciones en las playas del Caribe junto con su hijo e Ivanna Boirachuk, una amiga ucraniana de 32 años. Sin embargo, un día de descontrol acabó con su vida.

IncreíbleTienen relaciones sexuales en plena vía pública

El pasado martes, llovía mucho y Borodina decidió ir a recorrer en auto por las afueras de Punta Cana junto a Boirachuk, pero sin su hijo. En un momento del paseo, Natalia, que viajaba como acompañante, se sacó la parte superior del bikini y quedó con el torso desnudo. Luego empezó a cantar y a bailar, mientras que su amiga manejaba con una mano y la filmaba con la otra. La Policía dominicana asegura que había consumido alguna droga psicoactiva.

Leer nota: Formosa: detienen a dos jóvenes por obligar a su hija de 3 años a consumir drogas y alcohol

 

 

En un lapso de inconsciencia absoluta, la mujer sacó su cuerpo por la ventana del vehículo y quedó colgando. Todo fue en una milésima de segundo. Como no estaba prestando atención al camino, quien manejaba no pudo ver un pozo de agua que había adelante y perdió el control del automóvil. Al acercarse de golpe al borde derecho de la carretera, Natalia Borodina se golpeó la cabeza contra un cartel y cayó a la calzada.

La mujer fue trasladada de urgencia y con vida al Hospital de Verón, en la provincia de La Altagracia. Las heridas que había sufrido en la cabeza eran tan graves que murió a las pocas horas.

Además: San Martín: una mujer murió atropellada por un auto que corría una picada

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios