Hay un clima de mucha ebullicion en España, 715 alcaldes catalanes  mostraron su apoyo al referéndum de autodeterminación del próximo 1 de octubre, y que están siendo investigados por la Fiscalía General de España, han sido recibidos este sábado en el Ayuntamiento de Barcelona y el Palacio de la Generalidad, en un acto que tiene como fin rechazar "la persecución judicial de los ediles" por parte de Madrid, informa el diario 'El País'.

 


"Esto no va de independencia, va de defensa de los derechos y las libertades de Cataluña", dijo en su intervención la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para quien las citaciones judiciales que ya han recibido algunos de los regidores catalanes son una "vergüenza".


"Estamos aquí para decir que es una vergüenza tener un Estado incapaz de dar respuesta política a los problemas políticos, de sentarse a dialogar y que se dedica a intimidar alcaldes y medios de comunicación o que arranca carteles por motivos políticos de nuestras calles", agregó Colau. Además, señaló que "el conjunto mayoritario de los catalanes defiende el derecho a decidir nuestro futuro y los derechos y libertades más fundamentales como el de libertad de expresión".

 

 

Por su parte, el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, reiteró la decisión de Madrid de intervenir todos los pagos de servicios esenciales y nóminas de los empleados de la Generalidad y advirtió al Gobierno catalán que empleará todos los recursos jurídicos a su alcance para impedir el referéndum. "No es posible. Se lo hemos dicho. Nos van a obligar a lo que no queremos llegar (…) No habrá referéndum", aseveró Rajoy.

 

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios