Después de que Estados Unidos, bajo el mando de Donald Trump, tomara la decisión de retirarse de la  Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Israel se suma a la medida de los norteamericanos. El primer ministro, Benjamin Netanyahu, autorizó a la Cancillería a preparar la documentación requerida para tramitar también su salida. 

Ver además:  La Unesco calificó a Israel de “potencia ocupante”

Según comunicaron desde la Casa Blanca, las razones son tres: en principios porque la organización está "atrasada", que precisa "reformas fundamentales" y debido a que tiene "un sesgo anti Israel". 

De esta manera, Estados Unidos, gran aliado de Isreal, que ya venía distanciándose de la Unesco desde que dejó de financiar al organismo en 2011 cuando sumaron a Palestina como estado miembro, estará fuera desde el 31 de diciembre de 2018. 

En tanto, los israelíes aprovecharon la oportunidad para alejarse de la organización que ha aprobado varias resoluciones que no fueron de su agrado, como por ejemplo textos que omiten la vinculación judía a la denominada Explanada de las Mezquitas de Jerusalen, más allá de ser el lugar más sagrado de la región. 

Ver también:  Trump busca derrotar a Corea del Norte bloqueándole internet

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios