Los conflictos en Venezuela se agravan cada vez más: las protestas que tuvieron lugar durante estos últimos días dejaron, aproximadamente, cincuenta muertos -aunque la Fiscalía General sólo reconoce 38-, además de más de 800 heridos y cientos de detenidos. 

Los activistas, en esta nueva oleada de manifestaciones, exigen el fin de la crisis económica, que los llevó poco a poco a una situación desesperante. Con máscaras, cascos y piedras, dignos de ficción, se enfrentan a la represión de la policía, la Guardia Nacional y grupos civiles armados afectados al gobierno. 

Ver notaLa OEA tratará la crisis de Venezuela el 31 de mayo

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios