Se reveló un secreto de la Familia Real de Holanda. El monarca, casado con la argentina Máxima Zorreguieta, es padre de tres hijas, y si bien no dispone de mucho tiempo libre, lo utiliza para su hobby preferido: pilotear aviones comerciales.

El Rey, disfruta de su pasatiempo preferido por lo menos dos veces al mes: se pone a los mandos de un avión comercial de KLM que cubre rutas entre ciudades europeas. Nunca dice su nombre, para no ser reconocido por los pasajeros, pero ahora destapa su hobby secreto que dice le ayuda a desconectar.

Si bien la corona de Holanda guardó el secreto celosamente durante más de 20 años, finalmente se decidieron por confesarlo. Es el hobby del rey Guillermo.

Además de sus tareas primero como príncipe heredero, y ahora como rey, en los últimos 21 años, dos días al mes, se cambia de uniforme, se viste de piloto de la línea holandesa KLM y lleva un vuelo de pasajeros entre Holanda, el país en que reina, y alguna ciudad europea. Dice que pilotar le exige tanta concentración que se olvida de sus problemas.

El rey Guillermo de Holanda, que heredó la corona de su madre Beatriz en 2013, habló con el periódico holandés De Telegraaf y confesó que su pasión por los aviones, algo de sobra conocido, la llevaba más allá de los vuelos de la fuerza aérea holandesa. De incógnito, procurando pasar desapercibido, aunque no siempre lo logre, el rey holandés se sienta a los mandos de un Fokker 70 y copilota la nave.

"Siempre puedo decir que deseo a todo el mundo una cálida bienvenida en el nombre del capitán y la tripulación. No tengo que decir mi nombre. De todas formas la gente no escucha", dijo el rey Guillermo a la publicación holandesa.

Este hobby, explicó, le ayuda a desconectar: "Necesito concentrame por completo. Tienes un avión, pasajeros y una tripulación. Tienes que llevar esa responsabilidad. No te puedes llevar los problemas de la tierra contigo al cielo. Por un breve momento puedes desconectar y concentrarte en algo más. Esa es la mayor relajación de volar para mí".

 

 

¿Por qué contar este secreto después de 21 años?

El rey Guillermo es un monarca muy querido por los holandeses, igual que lo fue su madre, la reina Beatriz. La fiesta nacional de los Países Bajos es el Día del Rey, cuando toda holanda se echa a la calle vestida de naranja para celebrar. Cada vez que nace un vástago de la familia real el pueblo holandés reparte unas tortas rosas o azules según el sexo del bebé. Es un país monarquico en el que la corona ha tenido siempre un ascendente político, además.

El casamiento de Guillermo con la argentina Máxima Zorreguieta provocó polémica y cisma entre los holandeses, pues la futura reina de holanda era hija de un exministro del dictador Videla. Jorge Zorreguieta no acudió a la boda de su hija, y la reina Máxima fue poco a poco ganándose el respeto de los holandeses hasta conquistarlos. La llegada de las tres hijas de Guillermo y Máxima, Amalia, heredera al trono, en 2002, Alejandra, en 2005 y Ariadna, en 2007, acabó de sellar la admiración por Máxima.

Así, un reinado tranquilo, un rey y una reina admirados por los holandeses y un pequeño secreto sin ninguna malicia, ¿por qué contarlo? En noviembre del año pasado Máxima y Guillermo viajaron a Australia y Nueva Zelanda de visita de estado en un vuelo de Emirates. Fueron duramente criticados por no utilizar la aerolínea de su país, KLM. En aquel momento el rey holandés declaró: “Volar a Australia y Nueva Zelanda con Emirates es más rápido y barato que con KLM”. Las críticas llovieron, incluso desde la Asociación Holandesa de Pilotos.

Parece, por tanto, como apunta la periodista de la televisión holandesa Kysia Hekster y recoge el New York Times, la entrevista de la confesión busca limpiar la imagen del rey tras aquel episodio.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios