La crisis en Oriente continúa en ascendente escalada, con las partes involucradas sin detener en su afán de amenazarse mutuamente y a la espera de un “movimiento en falso” para que se desate un potencial y muy grave conflicto armado.

En este contexto, China, que ya fue “alertado” por Estados Unidos debido al comportamiento “rebelde” de Corea del Norte, decidió movilizar al Mar Amarillo y cerca de la costa norcoreana uno de sus barcos mas modernos.

En aguas de Corea del Norte, la armada China realizó ejercicios de lanzamiento de misiles desde su nuevo destructor.

Según recogió el miércoles el diario británico The Sun, el buque de guerra Xining, estrenado en enero y con un enorme arsenal de mortíferas armas, lanzó por primera vez misiles en el mar Amarillo.

“Este ejercicio de fuego vivo no sólo proporcionó a los oficiales y marines la oportunidad de disparar cohetes, sino de probar y regular sus técnicas de disparo, además de ayudarles a conseguir experiencia al respecto”, indicó Xiang Zhiahog, oficial de supervisión de la flota del Mar del Norte de la Marina china.

La maniobra militar se produce en medio del aumento de la tensión en la península coreana, con las amenazas de Estados Unidos contra Corea del Norte y la advertencia de Pyongyang del estallido de una guerra nuclear “en cualquier minuto”.

Ver nota: El armamento de Corea del Norte que podría terminar con el mundo

El pasado viernes se informó de una “exitosa” prueba de lanzamiento de una bomba atómica realizada por el Ejército estadounidense. El canciller chino, Wang Yi, ha dicho que aquel que provoque un conflicto en la península coreana deberá pagar el precio.

Por su parte, el Estado Mayor del Ejército norcoreano afirma que Pyongyang dará una respuesta "despiadada" que incluye ataques a bases de EE.UU. en Corea del Sur y Japón, en caso de provocación por parte de Washington.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios