Este es el mensaje que Pekín ha enviado este viernes al futuro gobierno del presidente electo Donald Trump, a través de sus medios oficiales. Esto sucede después de que el candidato a secretario de Estado, Rex Tillerson, amenazara en su audiencia de confirmación con bloquear el acceso de China a las islas artificiales que este país construye en aguas en disputa en el mar de su sur. Por dicha razón, la prensa estatal advierte que esa posibilidad desataría una “confrontación”.

“La animosidad de Tillerson contra China pinta mal si se materializa”, advierte el periódico China Daily .“No merece la pena tomar seriamente esos comentarios porque son una mezcolanza de ingenuidad, miopía, prejuicios sobados y fantasías políticas irreales. Sería un desastre si decide aplicarlos en el mundo real”.

El diario acusa al aspirante a jefe de la diplomacia estadounidense de poca profesionalidad y de ignorancia de los principios más básicos de la relación bilateral entre las dos principales potencias del mundo. Si verdaderamente se propone impedir el acceso a las islas artificiales, “abriría el camino a una confrontación devastadora entre China y EE. UU.”.

En su declaración ante los senadores, Tillerson había comparado la construcción de los siete islotes artificiales chinos en aguas en disputa en el mar del sur de China con “la toma de Crimea por parte de Rusia” en perjuicio de Ucrania.“Vamos a tener que mandar a China una señal clara de que, primero, se ha acabado la construcción de islas y, segundo, tampoco tu acceso a esas islas tampoco se va a permitir”.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios