La red social Twitter gana cada día más terreno entre Jefes de Estado, figuras del espectáculo e importantes personalidades del deporte que oficializan sus cuentas para llegar a sus seguidores. A través de sus cortos mensajes, es como muchos mandatarios eligen informar a sus pueblos sobre temas de extrema importancia para la sociedad, pero hay que tener cuidado. Este sábado el presidente Mauricio Macri, sintió en carne propia las consecuecias de lo que un "falso" tweet puede generar.

El pasado sábado en el marco de los operativos para dar con los tres prófugos del penal de General Rodríguez, Macri irrumpió en la red social y terminó en un papelón. Con un contundente tweet informaba la  captura de los delicuentes. "Felicito a todo el equipo y a las fuerzas de seguridad por la captura de los prófugos. El trabajo en conjunto fue fundamental." decía el mensaje que, como una bola de nieve, se fue viralizando por la red.

 

 

El acontencimiento dejó al Presidente en offside, ya que finalmente la policía de la provinica de Santa Fé había capturado a Martín Lanatta, mientras los otros dos seguían sueltos. Éste "malentendido", dejó expuesto a Mauricio ante una "mala información" y puso en duda a todo su equipo, ya que alguien debería haberse encargado de chequearle el mensaje.

Como en efecto dominó,  el gabinete de Macri reprodujo la noticia, cayendo en el mismo error y en la misma red social. Lo que hacía ruido era quién le había "mentido" al Presidente sobre los arrestos y generó muchos interrogatorios en la sociedad sobre si los otros dos prófugos seguían en libertad o no. El único que quedó exento fue el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, que se llamó a silencio y evitó comentarios de la oposición.

 

 

Durante la campaña Macri se había mostrado muy cercano a las redes sociales y organizó varios cierres a través de ellas,  pero ¿cómo se recuperará el Presidente de este traspie?, ¿repensará su estrategia en la redes? Quizás sólo necesita un poco más de práctica o un nuevo "social manager".

De todas formas Mauricio no es el único presidente que tiene problemas con las redes sociales. Nada menos que Barack Obama estuvo muchos años sin una cuenta oficial propia y recién el año pasado pudo crearse una oficial.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios