El Gobierno aumentó el porcentaje de la coparticipación que recibe la Ciudad de Buenos Aires, del 1,40% actual a 3,75%, "en aras de asegurar el desenvolvimiento fiscal y patrimonial que permita continuar consolidando la organización y funcionamiento institucional". La coparticipación aumentará los recursos de la Ciudad de Buenos Aires, para permitir el traspaso de la policía federal a la Ciudad.

La decisión administrativa puede generar polémica debido a que a través de un decreto Mauricio Macri había derogado una decisión de la presidenta Cristina Fernández, quien después de una resolución de la Corte Suprema dispuso el cese de la retención del 15 % de los fondos coparticipables que efectuaba el Estado sobre las provincias.

El cambio en la coparticipación también puede ser cuestionado debido a que fue una decisión exclusiva del poder ejecutivo. Desde 1994, la ley exige que el Senado cuente entre sus comisiones permanentes con la de Coparticipación, mientras que en la Cámara de Diputados —siempre como revisora—, la comisión competente es la de Presupuesto y Hacienda, no por la coparticipación en sí misma, sino por tratarse de materia impositiva.

La medida de hoy fue adoptada mediante el decreto 194/2016, que se publica hoy en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay. 

En los considerandos de la disposición se recuerda que "por el artículo 8° de la Ley N° 23.548 y sus modificaciones, se dispuso que el Estado Nacional entregaría, de la parte que le corresponde según lo normado en dicha ley, a la entonces Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires una participación compatible con los niveles históricos, la que no podría ser inferior en términos constantes a la suma transferida en el año 1987".

Luego, añade la normativa, "con fecha 1° de octubre de 1996 se dictó la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en cumplimiento de lo dispuesto por el artículo 129 de la Constitución Nacional, la cual le otorgó un régimen de gobierno autónomo, con facultades propias de legislación y jurisdicción".

En tanto el 26 de abril de 2002, mediante el decreto 692, se estableció que la participación que le correspondía al gobierno porteño "sea transferida en forma automática y diaria por el Banco de la Nación Argentina hasta un monto mensual equivalente a la doceava parte del nivel que se establezca anualmente en las leyes de Presupuesto de Gastos y Recursos de la Administración Nacional".

Finalmente, repasa que por el decreto 795 del 26 de marzo de 2003 se fijó "en un coeficiente equivalente al 1,40% del monto total recaudado por los gravámenes establecidos".

"No obstante ello y en aras de asegurar el desenvolvimiento fiscal y patrimonial que permita continuar consolidando la organización y funcionamiento institucional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y proseguir asumiendo las competencias, servicios y funciones inherentes a su régimen autónomo, el Estado Nacional entiende que para garantizar dicha autonomía resulta necesario adecuar su coeficiente de financiamiento", argumenta el decreto publicado hoy.

Por lo tanto, sostiene que "es procedente fijar el coeficiente de participación del 3,75% sobre el monto total recaudado por los gravámenes establecidos a partir del 1° de enero de 2016".

Finalmente, concluye que "en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 75, inciso 2, de la Constitución Nacional y lo normado en el artículo 8° de la Ley N° 23.548 y sus modificaciones, corresponde determinar la participación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el régimen de Coparticipación Federal de Impuestos, de manera tal de asegurar una distribución equitativa con el resto de las jurisdicciones que lo integran".

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios