Sebastien Loeb, piloto de Peugeot, mostró hoy sus dotes de múltiple campeón de rally y se impuso en el tramo cronometrado de la segunda etapa, el que marcó su debut en el Dakar, mientras que el argentino Emiliano Spataro (Duster) terminó entre los 11 primeros.

El francés completó en 3 horas 45 minutos y 46 segundos los 357 kilómetros de carrera de la segunda etapa entre Córdoba y Termas de Río Hondo, cuya especial fue acortada unos 100 kilómetros por las condiciones en las que se encontraba el recorrido tras el temporal del domingo.

Stéphane Peterhansel (MINI) cruzó la meta segundo y el ruso Vladimir Vasilev (Toyota) completó el podio de la jornada, en la que el barro fue el gran protagonista. En cuarto y quinto lugar terminaron el sudafricano Giniel De Villiers y el finés Mikko Hirvonen, debutante dakariano y nueva adquisición de MINI.

Por poco más de un segundo, Spataro no logró meterse entre los 10 primeros pilotos porque el barro en el parabrisas entorpeció su visión y provocó que terminara perdiendo tiempo sobre el final.

Previamente, habían ganado Tobby Price (KTM) en motos e Ignacio Casale (Yamaha) en cuatriciclos.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios