A partir del 1° de enero, renovar la licencia de conducir en la Ciudad sale más de un 30% más que en 2015. La ley tarifaria, aprobada por la Legislatura porteña a fines del año pasado, autorizó un aumento del trámite de $ 370 a $ 480. El mismo precio se cobra a quienes van a tramitar su primer registro.

De esta manera, para renovar el registro hay que pagar un total de $ 580. Es que además del costo del trámite, hay que abonar otros $ 100 para conseguir el Certificado Nacional de Antecedentes de Tránsito (CeNAT). Esa constancia es imprescindible para tramitar la Licencia Nacional de Conducir. La boleta del CeNAT se imprime desde Internet y hay que pagarla 72 horas antes de asistir al centro de Licencias.

A partir de julio, además, los vehículos radicados en la Ciudad con más de tres años de antigüedad deberán ser sometidos a una Verificación Técnica Vehicular (VTV). Todavía no se sabe cuál será la tarifa, pero en la provincia de Buenos Aires están cobrando $ 542,33 para los autos y $ 162,7 para las motos.

Quienes circulen sin la VTV podrán enfrentar multas de 150 Unidades Fijas, lo que actualmente equivale a $ 975. Es que el valor de cada UF equivale a medio litro de nafta súper. Y quienes tengan la oblea vencida o no hayan pasado por los talleres podrán pagar hasta 600 UF, o sea $ 3.900.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios