El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, anunció hoy que por la ola de calor en el país se "batió ayer el récord de demanda de potencia eléctrica con 24.609 megawatts a las 14.35".

Aranguren explicó que esta demanda se pudo cubrir a partir de los 23 mil megawatts generados localmente, y con 1.600 mw importados de Brasil y Uruguay.

Lo expresó en la sala de periodistas de Casa Rosada, y sostuvo que el viento del sector norte está impactando en la provincia de Buenos Aires, ciudad de Buenos Aires y litoral, y que "se aguarda un nuevo récord estimado en 25.300 megawatts, es decir 700 (mw) por encima".

“Vamos a hacer frente al mismo con un poco más de energía importada, con una reserva rotante que es siempre de emergencia", dijo Aranguren, y reiteró que todo esto "sin necesidad de apelar a cortes de energía”.

No obstante, el ministro pidió colaboración a la ciudadanía en “hacer un uso responsable de la energía, utilizando los aires acondicionados a 24 grados y desenchufando todos los aparatos que no estén en uso".

Para Aranguren, “la ausencia de inversión durante los últimos diez años está provocando la situación donde la alta demanda tenga un sistema muy ajustado, y en los próximos dos años esa emergencia podrá ser sobrellevada y tendremos parámetros y calidad de un servicio acorde con los países más importante”.

Añadió que en provincias como Córdoba, Santa Fe y otras fueron sorprendidas por el récord de demanda, y remarcó que “nosotros somos responsables a nivel nacional de la generación" y las compañías de "la distribución, y por el momento hubo algunos cortes y se mantienen valores bastantes razonables, y mejoró mucho el nivel de mantenimiento de la red eléctrica y con eso se pudo sobrellevar”.

Relató que “si por algún motivo meteorológico la temperatura aumenta mucho y/o si un equipo sale fuera de servicio, a lo mejor se puede apelar algún tipo de corte por emergencia, pero hasta este momento nos alcanza estar manteniendo el servicio".

Comentó que la llegada de camalotes por la crecida del río Paraná provocó “hace dos días salir de servicio un tubo generador en la unidad Costanera porque se taparon las tomas de agua y no había suficiente liquido para generar vapor para que marche la turbina”, y añadió que “no es un tema nuestro el control de la bajada de camalotes, pero afecta también a la generación eléctrica”.

Destacó que las compañías Edenor y Edesur están preparadas ante "posibles eventualidades en el servicio" con un "incremento de sus equipos de trabajo, cuadrillas de operaciones, operadores de call center y grupos electrógenos disponibles".

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios