El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, aseguró que la jefa de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, "no es una perseguida política" sino que es "jefa de una organización social que mutó en organización delictiva, con delitos de todo tipo".

El gobernador también sostuvo que Sala "es la responsable" de varios asesinatos, al considerar que "tendría que estar presa por la muerte de Luis 'Pato' Condori" y vincularla con los crímenes de los militantes "Ariel Velázquez" y "Lucas Arias".

A su vez, Morales afirmó que la Tupac Amaru retiró de los bancos "un anticipo de 29 millones de pesos para construir casas" pero "ahora las cooperativas dicen que no tienen la plata, que se la dieron a ella".

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios