El presidente Mauricio Macri se realizó esta mañana un chequeo médico para determinar la evolución de la fisura de costilla que sufrió el pasado viernes a raíz de un accidente doméstico, se informó oficialmente.

Tras los estudios realizados en el hospital Fernández, de esta capital, el jefe de Estado se trasladó a la Casa Rosada para desarrollar "su actividad habitual", indicaron las fuentes.

El pasado 8 de enero, Macri sufrió la fisura del "arco posterior de la décima costilla" mientras jugaba con su pequeña hija Antonia en la quinta "Los Abrojos", en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas.

En esa oportunidad, tras constatarse la lesión, los médicos indicaron al primer mandatario el uso de una faja y tratamiento sintomático con control evolutivo.

La información distribuida hoy por la oficina de prensa de la Casa de Gobierno indicó lo siguiente: "El Presidente Mauricio Macri se realizó esta mañana un chequeo médico para seguir su evolución por la fisura en una costilla que sufrió hace unos días en un accidente casero".

"Terminado el chequeo en el Hospital Fernández, el jefe de Estado se traslada a la Casa Rosada para su actividad habitual", añadió el comunicado.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios