En un encuentro que se concretó ayer en la residencia presidencial de Olivos, Mauricio Macri le recriminó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich los "errores" cometidos el sábado cuando se informó que habían detenido a los tres prófugos cuando en realidad solamente habían recapturado a Martín Lanatta. Fuentes vinculadas al gobierno señalaron que Macri está "molesto" por la situación y que pidió expresamente "no repetir" una situación similar.

Patricia Bullrich se subió en la tarde de ayer a un avión de Gendarmería Nacional y voló a la Capital Federal, para luego ir a Olivos donde se reunió con el presidente.

Sobre lo ocurrido en Olivos da cuenta en su edición de hoy el matutino La Nación, indicando que el encuentro fue "informativo", pero señalando que desde el gobierno le pidieron a Bullrich "verificar mejor los caminos de la información" para evitar nuevos anuncios fallidos como los del sábado por la tarde, que afectaron la imagen del propio presidente Mauricio Macri.

Entretanto –según indica La Nación-, la gobernadora María Eugenia Vidal deslindó responsabilidades en funcionarios del gobierno de Santa Fe, que "le avisaron de que sólo Martín Lanatta estaba detenido minutos antes de bajar" del helicóptero que los trasladó desde Buenos Aires, el sábado al mediodía. Desde el gobierno socialista de Santa Fe negaron esa versión.

El gobierno de Miguel Lifschitz sostiene que el operativo siempre lo comandó el Ministerio de Seguridad de la Nación y ratificó que no les dieron la orden de correrse de la búsqueda de los prófugos ni pidieron la separación de jefes o el personal de la fuerza provincial.

Sospechan, además, por la demora de Bullrich en dar a conocer el responsable de la "información falsa" en función de que todavía se está buscando a los dos prófugos.

Aún sin identificar quien dio la información errónea, en el Gobierno deslindan responsabilidades en las fuerzas de seguridad a cargo de la búsqueda. "No puede haber dudas, o estaban detenidos o no lo estaban. Y si la Gendarmería, o la fuerza que sea, dice que están presos, la política lo repite", afirmó una fuente del Gobierno.

De todos modos, desde el equipo de comunicación que encabeza el jefe de gabinete Marcos Peña intercambiaron mensajes durante el fin de semana con el mismo objetivo: evitar que los malentendidos afecten al propio Presidente, quien en su cuenta personal de twitter felicitó "a todo el equipo y a las fuerzas de seguridad por la captura de los prófugos", sin saber que sólo Martín Lanatta había sido atrapado en la localidad santafecina de Cayastá.

El Gobierno mantuvo el hermetismo respecto de las responsabilidades sobre la comunicación de las detenciones que no fueron. Tanto voceros de la ministra de Seguridad como fuentes de la Casa Rosada se negaron ante los llamados de LA NACION a dar a conocer si habían presentado una denuncia penal o si habían abierto algún tipo de sumario administrativo contra las fuerzas de seguridad a cargo de los operativos.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios