Un joven de 23 años fue asesinado de un disparo en la cabeza en la puerta de su casa en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora tras discutir con un vecino cuya esposa la pidió que bajara el volumen de la música.

El crimen ocurrió en la intersección de las calles Homero y Tunuyán, donde la víctima, Alberto Alejandro Pasos, vivía junto su esposa embarazada y un hijo de 4 años.

Los familiares relataron que mientras comían un asado y escuchaban música un vecino "salió con el revólver en la mano" y protestó porque el volumen estaba muy alto, pero luego "se dio un intercambio de palabras y le dio un tiro en la cabeza" al joven.

El cuñado de Pasos contó al canal de noticias Crónica TV que el agresor, a quien identificaron como "Osvaldo Andrigui" y señalaron como "ex policía", le "apuntó a mi hermana en la panza y a mi cuñado en la cabeza".

A su vez, aclaró que Pasos "bajó la música" ante el pedido de su vecino pero el hombre igualmente "lo mató en frente de la mujer y del hijo". La policía le informó a los familiares que el hombre está detenido.

Los vecinos definieron al atacante como alguien que "no tiene trato por nadie pero le molesta todo" y que anteriormente ya habían tenido varios "conflictos donde había sacado el arma".

Cuando Pasos recibió el disparo en la cabeza cayó sobre la vereda de su casa y a pesar de que intentaron reanimarlo y llevarlo a un hospital, falleció a los pocos minutos. Por otro lado, la hermana de apuntó que "es una injusticia lo que se hizo acá" y reclamó que quien disparó "quede preso para toda la vida".

La casa del agresor era fuertemente custodiada por efectivos de la policía local de Lomas de Zamora ya que, en las últimas horas, los vecinos habían realizado pintadas en la fachada y arrojado botellas y otros objetos para manifestar su indignación por el crimen.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios