La ciencia calcula que durante una relación sexual de 20 minutos se consumen aproximadamente unas 150 calorías, un gasto de energía similar al que se produce al caminar o subir y bajar escaleras. Por eso, afirman que "La dieta del sexo" te asegura que al llegar al orgasmo se pueden eliminar hasta 127 calorías, 500 si se practica en la ducha y, unas 60 calorías al darse un apasionado beso.  

Sexo2222.jpg

Los orgasmos femeninos queman 127 calorías si son reales y 60 calorías si son fingidos. Además aclaran que la pérdida de peso depende de la postura que se adopte durante el coito, por lo cual no estaría de más repasar el milenario pero vigente Kamasutra. 

"La dieta del sexo" tiene dos ventajas: una pareja puede practicarla tanto tiempo como quiera -hasta que el cuerpo aguante- y no sólo es un régimen perfecto para quemar calorías, sino un ejercicio completo para todo el organismo. 

sexo3333.jpg

Los médicos afirman que en efecto, los movimientos pélvicos, la aceleración de los latidos cardiacos, la dilatación de los vasos sanguíneos de las zonas genitales erógenas, la aceleración de la respiración, las contracciones y espasmos musculares, y por último el orgasmo, suponen un gasto de energía, similar al de cualquier ejercicio físico. La conclusión es que el sexo se considera como una actividad beneficiosa para adelgazar, aunque su impacto sea moderado y dependa de la frecuencia. 

 

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios