El presidente de Irán, Hassan Rouhani, calificó al acuerdo nuclear alcanzado con las grandes potencias como una "página de oro" en la historia del país.

El sábado, cuando se formalizó en anuncio del inicio de la implementación del acuerdo, Rohani escribió un tuit en el cual afirmó que se trataba de una "victoria gloriosa" de Irán, informó la agencia ANSA.

"El acuerdo nuclear es una oportunidad que deberemos usar para desarrollar al país, mejorar la prosperidad de la nación y crear estabilidad y seguridad en la región", afirmó el presidente al presentar al Parlamento un borrador del presupuesto para el próximo año fiscal.

El histórico acuerdo nuclear entre Irán y las grandes potencias mundiales entró en vigor luego de que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmara el cumplimiento de las exigencias a la República Islámica, e inmediatamente Estados Unidos y la Unión Europea (UE) anunciaran el levantamiento de las sanciones que afectan al país persa.

"Irán finalizó con las etapas preparatorias necesarias para iniciar la puesta en marcha del acuerdo del 14 de julio de 2015", declaró la secretaria general del OIEA, Yukiya Amano, en un comunicado publicado en Viena.

El acuerdo es un "punto de vuelco" para la economía del país y una oportunidad para la economía de cortar su "cordón umbilical" con el petróleo mientras los precios están bajos, dijo Rouhani.

Todos están felices de la implementación del acuerdo menos Israel, que trata de crear divisiones en la comunidad islámica y los lobbys extremistas en Estados Unidos, dijo Rouhani en el Parlamento, donde muchos ultraconservadores lo frenaban, informó la agencia Irna, citada por ANSA.

El acuerdo establece que Irán tendrá durante, al menos, 10 años un programa nuclear limitado tanto en su tamaño como en sus investigaciones.

Así, Irán solo podrá trabajar con una pequeña parte -un tercio- de sus centrifugadoras nucleares, la maquinaria que purifica el uranio.

El nivel del enriquecimiento que podrá alcanzar es de menos del 4%, muy por debajo del 90% necesario para alimentar una bomba nuclear.

Irán tendrá que limitar sus reservas de uranio enriquecido a un máximo de 300 kilos durante los próximos 15 años, cuando antes tenía unos 10.000 kilos de ese material.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios