Un funcionario de prisiones de alto rango fue detenido en Rusia acusado de robar 50 kilómetros de una autopista. La policía informó que Alexander Protopopov, jefe interino adjunto del servicio de prisiones de Rusia, era el encargado de supervisar el desmantelamiento de la carretera, ubicada en la remota región de Komi, en el norte del país.

Al parecer, Protopopov presuntamente vendió los bloques de cemento armado para su beneficio personal, según dijo la policía. Las autoridades creen que el complot le costó al gobierno más de 6 millones de rublos, unos US$79.000.

La carretera fue "desmantelada y retirada" durante un período de más de un año, entre 2014 y 2015, precisó el comité investigador en un comunicado que cita la agencia de noticias AFP.
Los bloques fueron adquiridos por una empresa comercial que también los vendió para hacer negocio, añadió la policía.

Protopopov fue jefe del servicio de prisiones de la región de Komi entre 2010 y 2015, y ganó varios premios, como una medalla por crear "unidad espiritual", indica AFP.

En tanto, el funcionario fue detenido el miércoles y se enfrenta a un delito de apropiación indebida de propiedad del estado estando en un cargo oficial, que puede suponer una pena diez años de cárcel.

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios