"Fuimos superiores. Nos impusimos nuevamente con personalidad, juego, intentamos jugar en el campo de ellos y lo logramos, recuperamos rápido. Se vieron buenas cosas", amplió el 'Muñeco' que se fue conforme con los primeros 45 minutos de sus dirigidos.
En contrapartida, Gallardo señaló que en el segundo tiempo el partido se "desnaturalizó" por la pierna fuerte y los expulsados por ambos lados y eso perjudicó la idea de juego de su equipo.


"En el segundo tiempo se desvirtuó el partido y nosotros también. La idea era generar esa superioridad con la pelota pero también a la hora de perderla, ser agresivos para recuperarla. No lo pudimos sostener porque el partido se desnaturalizó", lamentó el DT 'millonario'.

Gallardo también reconoció que el equipo fue "desprolijo" en la segunda etapa y admitió su molestia porque no pudieron ampliar la ventaja por la superioridad númerica que tuvieron desde las doce minutos del primer tiempo y que se amplió en el segundo tiempo. "No terminamos redondeando lo bueno del primer tiempo y no pudimos hacer esa diferencia que se veía en el juego por los hombres de más. Me quedo con un poco de bronca por eso", aceptó.
Consultado por el juego brusco y el clima caliente del partido, Gallardo indicó que los Superclásicos se juegan "con tensión" y que por ser el primer choque del año "nadie quería perder".


"A veces los partidos se desnaturalizan de esta manera. Dentro de la calentura hay que estar frío", subrayó. Y sobre la pierna fuerte agregó: "Hay que bancársela, para eso hay un árbitro. Menos mal que no sufrimos ningún lesionado más allá del fuerte golpe en el tobillo de (Gabriel) Mercado".
EL DT hizo referencia a la patada que recibió el lateral derecho por parte de Jonathan Silva, el primer expulsado del partido, que lo obligó a ser reemplazado por Milton Casco.


En este sentido, el DT reiteró la molestia le generan los partidos de verano y por el clima que genera la prensa alrededor de estos encuentros de preparación.
"La prensa juega con estos partidos como si fueran de vida o muerte o finales y no son más que un partido de verano que se deberían jugar como tal. Pero nosotros vivimos demasiado al límite y eso muchas veces se traslada al campo de juego", opinó.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios