La ex suegra de Christian Lanatta, Elvira Martínez, se declaró "inocente" ante el fiscal que investiga la evasión de los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez

La mujer aseguró que no tuvo "nada que ver con la fuga" y aclaró cómo fue la compra de la camioneta Kangoo que supuestamente su ex yerno robó de su casa para luego escapar con sus cómplices.

Martínez está acusada por el delito de "encubrimiento agravado" y declaró ante el fiscal de Azul Cristian Citterio, que investiga la fuga de los hermanos Christian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci del penal de General Alvear el pasado 27 de diciembre.

El abogado de Elvira Martínez, Esteban Gutiérrez, relató que "fue una casualidad del destino" que su defendida adquiriera la Kangoo gris pocos días antes de la fuga de los tres condenados. "La compró por un tema del comercio de ella, hace dos meses que la iba a comprar", dijo Gutiérrez, y agregó que como se "demoró como casi un mes el crédito" con el que contaba para la operación, "se la hubiera comprado como cuarenta días antes". 

El letrado también explicó que su cliente le relató al fiscal Citterio que le entregó la camioneta a Lanatta "bajo presión" y porque "la amenazaba con que le iba a matar a la hija". Además, Gutiérrez aclaró que Martínez no mantenía ningún contacto con el ahora recapturado más que "las comunicaciones directas por cobro revertido (desde la cárcel) que tenía a su casa para que hablen los nietos".

La ex suegra de Lanatta fue apresada el último domingo, luego de que los investigadores pusieran en duda la versión que dio cuando denunció que el 31 de diciembre pasado su ex yerno se presentó en su casa del partido bonaerense de Berazategui y le robó su Renault Kangoo, patente NCD960. Esa misma camioneta fue secuestrada el jueves pasado en un rancho de la localidad santafesina de San Carlos donde los prófugos estuvieron ocultos.

 

¡Compartí esta nota!

Comentarios
Comentarios